Ciencia e innovación en estado puro. El poder de la verdadera divulgación.

Siempre se habla del poder del conocimiento, pero usando el slogan de aquella marca de calzado deportivo “el Poder sin control no sirve de nada”, en el caso que nos ocupa de que me sirve tener conocimiento si no se transmitirlo.

Esta reflexión que no es nueva, surgió el pasado viernes cuando a través del ciclo de conferencias  “viernes con la Ciencia” desde QUIXOTE INNOVATION tuvimos la oportunidad y la suerte  de coordinar unas conferencias con dos amigos auténticos maestros de la divulgación científica, el genial Juan Ángel Vaquerizo Gallego coordinador de la unidad de cultura Científica del Centro de Astrobiología (CSIC) y el gran Carlos González Pintado, ex Jefe de Operaciones y Subdirector del Complejo de Comunicaciones Espaciales de NASA en Robledo, el cual ha participado en todos los vuelos tripulados empezando por el programa Apollo del que se cumplen 50 años.

Si estás hablando de Ciencia ¿cómo mantener a alumnos de la ESO durante noventa minutos atentos? La respuesta es fácil contando con la presencia de un divulgador científico que sabe de lo que habla y ama su trabajo. Este viernes contamos, en las conferencias que por la mañana organizamos en los IES de Valdepeñas, con la presencia de Juan Ángel Vaquerizo, su conferencia sobre “ciencia fricción” errores de ciencia en películas de ciencia ficción logró que los asistentes pudieran pensar de una manera divertida en aspectos como la transmisión del sonido en el vacío, la velocidad de las comunicaciones interplanetarias o la microgravedad.

Juan Ángel en un auténtico alarde de conocimiento tanto de ciencia como de cinematografía, habilidades de comunicación y empatía por ello logró que la conferencia atrajera a los asistentes y les hiciera replantearse que debemos aprender a pensar por nosotros mismos y entender que la ciencia puede ser divertida. Gracias a divulgadores científicos como él podemos crear interés en nuestra juventud.

Por la tarde en las magníficas instalaciones del Museo del Vino, tuvimos un mano a mano con estos ponentes de nivel internacional. En sendas exposiciones comenzando con Juan Ángel con sus “pelis” y posteriormente con Carlos desglosando las dificultades que entrañó aquel primer viaje lunar tripulado en cohetes con la gran mayoría de piezas sin haber sido probadas nunca y sin la seguridad de si lo harían cuando correspondía.

Carlos González asumió una de las grandes responsabilidades de la carrera espacial en aquellos días, controlar las comunicaciones del Apolo XI desde la base de operaciones de Robledo de Chavela (Madrid), el 20 de julio de 1969, escuchaba cuando desde Houston les avisaban que les quedaba combustible para 30 segundos, 17 segundos.. para 6 segundos hasta que pudieron alunizar y por supuesto escuchó a Armstrong y rebotó la señal a Houston con su famoso ““That’s one small step for a man, one giant leap for mankind”  

 

Una noche mágica en la que posteriormente pudimos departir varias horas con los ponentes escuchando sus anécdotas y escuchando la contestación a las múltiples preguntas de los asistentes, por supuesto disfrutando de vinos de Valdepeñas.