Espectacular eclipse lunar

Foto realizada desde objetivo de telescopio

Así se vivió en Valdepeñas el eclipse lunar con Quixote Innovation

La noche de este martes 16 de julio, en buena parte del mundo pudo apreciarse un eclipse lunar parcial. Su máximo apogeo tuvo lugar sobre las 23:30, cuando más del 60% de la Luna quedó envuelta en la sombra.

El fenómeno fue visible en gran parte de Europa y Asia y en toda África, además de la parte oriental de Sudamérica y el oeste de Australia. Sin embargo, en esta ocasión América del Norte quedó excluida.

A diferencia de los eclipses solares, que requieren de cristales especiales para ser observados de manera segura, los eclipses de Luna podemos apreciarlos a simple vista sin ninguna protección.

España ha sido uno de los lugares donde mejor hemos podido ver y muchos interesados en la Ciencia nos acercamos al aeródromo cercano a Valdepeñas para observar este fenómeno, casi dos centenares de personas de todas las edades, familias al completo pasamos una velada memorable. La propuesta de manta y nevera cuajó en el publico pudiendo disfrutar de la naturaleza, el silencio y la ausencia de contaminación lumínica que este paraje aporta.

 Las actividades de Ciencia Ciudadana que desde QUIXOTE INNOVATION promovemos pretenden por una parte acercar la ciencia a cualquier colectivo ciudadano de manera abierta y gratuita, así como por otra parte que esta ciencia llegue de una manera adaptada a la ciudadanía, ciencia en dosis adecuadas que permita entender todos los conceptos y asumir la ciencia como una actividad cultural más.

Antes de la observación propiamente dicha se realizó una actividad divulgativa en la que mediante el uso de linterna, balones de baloncesto y pelotas de tenis (dan una proporción muy aproximada al tamaño Tierra-Luna) se mostró el comportamiento de los planetas y la correlación Sol-Tierra-Luna que debe darse en sus respectivos movimientos para que se produzca este fenómeno de eclipse lunar.

El eclipse lunar ocurre en luna llena, cuando la Tierra se alinea con su satélite natural y el Sol, interponiéndose entre ambos. Cada mes, la Luna se acerca a esa misma ubicación, pero la inclinación de su órbita hace que normalmente pase por encima o por debajo de la sombra de nuestro planeta.

Sin embargo, cuando su recorrido coincide con la penumbra, recibe la luz del Sol que atraviesa la atmósfera terrestre. En esos momentos, la luz azul se dispersa, de modo que los rayos que iluminan la superficie lunar son predominantemente rojos.

También se aprovechó este evento en el espacio del aeródromo para realizar pruebas prácticas del curso de astrofotografía que Tomas Garrido, Presidente del club de astronomía de QUIXOTE INNOVATION impartió a la agrupación Albores, los cuales también acudieron de manera masiva a esta convocatoria.